jueves, 7 de mayo de 2009

Un corazón es un corazón

Romper el corazón es una cosa muy distinta a que te rompan en tu esencia, de formar palabras sobre lo que se había ido tejiendo en mi cabeza al respecto.

Llegamos a la conclusión de que no es real algo hasta que no se dice en voz alta aunque la realidad de las cosas siga siendo exactamente igual. Si no lo pronuncio parece que no me lo termino de creer, pero una vez que lo he soltado, que lo he compartido con alguien la realidad de lo real pesa. –y no es un juego de palabras que se enmarañan, lo veo así y no sabría explicarlo mejor-

Porque un corazón es un corazón – por muy roto que esté – la capacidad de sentir permanece intacta, otra cosa sea que la experiencia se transforme en miedo, o en dudas (aunque en las dudas tener o no tener experiencia es algo que no afecta demasiado) y que nosotros mismos seamos los que no nos permitimos sentir – esa parte racional gritando – pero el corazón aún roto, aún herido, no pierde su capacidad totalmente innata de meterse en líos, o simplemente de sentir.

Pero cuando te han tocado en tu esencia – en lo profundo, en lo que tú eres – cuando te han traspasado el corazón y han llegado a lo intimo de tu ser es un completo desastre… el corazón no pierde esa capacidad que mencionaba antes, y se cura, y se vuelve a sentir… por mucha lucha que tú tengas de que NO es el momento, o que tienes miedo, o lo que sea…pero ser la misma persona nunca será posible cuando han llegado más hondo. Más profundo. Es algo mucho más difícil de superar.

Y quiero decir que conforme vamos experimentando (que gran maestro es el dolor muy a nuestro pesar) dejamos de ser lo que éramos y vamos evolucionando – al menos la gran mayoría, aunque haya gente que se quede completamente estancada- pero cuando han llegado ahí tan dentro y te ha dolido mucho, muchísimo, pierdes mucho más de lo que ganas – en realidad no ganas nada -

Es un dolor terrible que te toquen en tu persona. Y volver a ser la misma es prácticamente imposible por mucho empeño, y fuerza y coraje que se ponga.

Yo lo intento. Pero me dañaron tanto, tan profundo, hace tanto tiempo… que lucho y lucho pero ya no estoy intacta, mi esencia ha cambiado. Por mucho que yo no quiera aceptarlo, lo he dicho, no soy la misma, y ya se ha convertido en real. No soy la misma persona de un modo profundo. – y no tiene nada que ver con la experiencia –

A pesar de que lo que escribo parezca carecer de sentido, (es posible que mi retórica esté bajo mínimos) sé de lo que hablo y mis pensamientos se han convertido en palabras para aceptar de una vez que NUNCA será igual. Nunca más. Se acabó para siempre.

A grandes rasgos soy feliz. Tengo problemas como todo bicho andante. Tengo días grises, y días negros, discuto, me enfado, me entristezco, siento miedo… y también felicidad, alegría, y tengo días rosas, y días azules (en los que sueño mucho… despierta) y me río desde el alma y no desde la boca… pero igualmente, sé que no soy la misma persona, que mi yo intimo cambió un día forjado de dolor.

Aunque mi brillo esté intacto. Sigo luchando. Sigo en pie… aunque me caigo… consiguieron dañar mi esencia, pero soy más que eso, tengo muchísimo poder de curación, soy experta en apretar los dientes y seguir hacía delante… y un día, un día sentiré que hay una cicatriz donde hubo herida, y aunque mi esencia no esté intacta dejaré de odiar – porque yo sé perdonar – aún cuando tocan lo que siempre debería permanecer totalmente inocente e intacto.

Puedo y sabré perdonar.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Bufff.... PROFUNDOS sentimientos.
Aquí está la diferencia entre la mirada de un niño inocente... y la de un adulto experimentado.
El corazón es algo que evoluciona para bien o para mal, como cada uno de nuetros sentimientos...

Deseo, de todo corazón, que sepas cicatrizar aquella herida que tanto te dolió, y tanto, te duele...

Besitosss

rekete dijo...

Espero equivocarme pero esa esencia nunca volverá.
la herida está cicatrizada..solo duele recordarlo a veces.

Un reketebesazo y muchas gracias.

July dijo...

La esencia de cada cual, nunca cambia. La vida nos va cambiando, mas bien, nos va moldeando segun las experiencias y circunstancias. Pero nuestra esencia no se modifica, sino, nos perderiamos a nosotros mismos :)

Bezzz

rekete dijo...

No estoy del todo de acuerdo contigo July, hay veces que si llegan a tocarte en lo más profundo...

rkt besin

Anónimo dijo...

Porque del sufrimiento - y del odio si tambien fue así-, con el tiempo solo queda la pena.

Porque ser feliz es un estado de animo que cunde cuando te esfuerzas por cuidarlo. Y solo se es feliz si se quiere serlo.

Bonita disertación, un saludo

Anónimo dijo...

Un saludo

Desde hace unos meses, yo y otros dos amigos, estamos llevando a cabo un proyecto. Dicho proyecto consiste en la elaboración de una comunidad literaria independiente, un rincón en el que cualquiera pueda expresarse y de cualquier forma: relatos, poesía, etc. La idea de la que surgió y de la que aún se sigue sustentando, no es solo esa expresión, anteriormente mencionada, sino el mestizaje: que lo que yo escriba puede servirle a otro de aprendizaje o si más no, pueda aportarle alguna idea y viceversa. Por ello, les invito a todos aquellos que quieran participar en la redacción a que envíen un mail a lagacetademedianoche@gmail.com, citando el correo electrónico de la cuenta blogger, a la que deberá enviarse la invitación.

Atentamente,

El Gato Negro

Anónimo dijo...

Un saludo

Desde hace unos meses, yo y otros dos amigos, estamos llevando a cabo un proyecto. Dicho proyecto consiste en la elaboración de una comunidad literaria independiente, un rincón en el que cualquiera pueda expresarse y de cualquier forma: relatos, poesía, etc. La idea de la que surgió y de la que aún se sigue sustentando, no es solo esa expresión, anteriormente mencionada, sino el mestizaje: que lo que yo escriba puede servirle a otro de aprendizaje o si más no, pueda aportarle alguna idea y viceversa. Por ello, les invito a todos aquellos que quieran participar en la redacción a que envíen un mail a lagacetademedianoche@gmail.com, citando el correo electrónico de la cuenta blogger, a la que deberá enviarse la invitación.

Atentamente,

El Gato Negro